EL SISTEMA SOLAR
Los Planetas
del Sistema Solar

3a - Button

Coche 120x60

DarkOrbit 106x74

Logo Corazones

GIF_Promo_120x60

GIF privincias 120x60


Los Planetas

El Sistema Solar consta de ocho planetas: Mercurio, Venus, Tierra, Marte, Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno.Plutón, que hasta 2006 se consideraba un planeta, ha pasado a clasificarse como planeta enano , junto a Ceres, también considerado planeta durante algún tiempo, ya que era un referente en la ley de Titius-Bode, y más recientemente considerado como asteroide, y Eris, un objeto transneptuniano similar a Plutón. Ciertamente desde los años 70 existía un amplio debate sobre el concepto de planeta a la luz de los nuevos datos referentes al tamaño de Plutón (menor de lo calculado en un principio), un debate que aumentó en los años siguientes al descubrirse nuevos objetos que podían tener tamaños similares. De esta forma, esta nueva definición de planeta introduce el concepto de planeta enano, que incluye a Plutón, Ceres, y Eris, ya que no ha despejado la zona local de su órbita y no es un satélite de otro cuerpo.

Los cuerpos que giran en torno a otras estrellas se denominan generalmente planetas extrasolares o exoplanetas. Las condiciones que han de cumplir para ser considerados como tales son las mismas que señala la definición de planeta para el Sistema Solar, si bien giran en torno a sus respectivas estrellas. Incluyen además una condición más en cuanto al límite superior de su tamaño, que no ha de exceder las 13 masas jovianas y que constituye el umbral de masa que impide la fusión nuclear de deuterio.

Etimológicamente, la palabra planeta proviene del latín que la tomó del griego πλανήτης planētēs ("vagabundo, errante"), y de planaö ("yo vagabundeo"). El origen de este término proviene del movimiento aparente de los planetas con respecto al fondo fijo de las estrellas que, a pesar de moverse por el firmamento según las diferentes estaciones, mantienen sus posiciones relativas.

Así, la palabra planeta fue utilizada en la antigua teoría geocéntrica para designar los siete astros que son visibles a simple vista y que se desplazan con respecto a las estrellas del firmamento. Estos astros eran el Sol, la Luna, Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y Saturno.

Las Órbitas de los Planetas

La masa del Sol actúa por medio de la gravedad para mantener a cada uno de los planetas en órbita a su alrededor. Estas órbitas son elípticas, y el tiempo que cada planeta toma para girar alrededor del Sol, depende de la distancia del planeta al Sol, de acuerdo con la ley descubierta por Kepler en el siglo 17. Las órbitas de los planetas alrededor del Sol, están todas cerca del mismo plano. Esto, se piensa que es debido a la manera en que fueron todos formados, a partir de un disco de materia residual alrededor del Sol, después del colapso de la nube de gas original.

Los Planetas Terrestres

Los planetas más cercanos al Sol (Mercurio, Venus, la Tierra y Marte), son básicamente similares en que todos ellos tienen superficies sólidas. Todos ellos tienen núcleos metálicos y mantos de silicatos, con una corteza superficial.

Todos muestran signos de haber sido bombardeados por grandes cuerpos durante su existencia primitiva, aunque aquellos planetas con atmósferas muestran erosión de esas características primitivas. La Tierra muestra la mayor erosión, con muy poco remanente de craterización primitiva. Los más grandes, y más masivos, del grupo, tienen atmósferas, pero estas son muy diferentes de la atmósfera de la Tierra.

Se han 'visto' con ecos de radar, volcanes activos en Venus, y gigantescos volcanes extintos fueron descubiertos en Marte por la sonda Mariner 9, en 1971. Nuestros conocimientos sobre las superficies de todos los planetas, descansan casi por completo en los resultados de las sondas espaciales.

Los Planetas Gaseosos

Los planetas gaseosos (Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno), son mucho más grandes que los planetas terrestres. También son muy diferentes, puesto que son enormes bolas de gas. Sus interiores, se piensa que están compuestos de formas líquidas de los gases, con una forma peculiar de hidrógeno líquido, que se comporta como un metal, en sus centros. Las partes externas de estos planetas están compuestas de hidrógeno, helio, metano y amoníaco, con nubes de diferentes moléculas, que se ven como bandas a través del disco visible. Todos estos planetas tienen muchos satélites y todos tienen sistemas de anillos, aunque los más extensos y bellos son los de Saturno.

Los Planetas Menores y Cometas

Entre las órbitas de Marte y Júpiter, hay muchos pequeños cuerpos que orbitan el Sol. El mayor de ellos es llamado Ceres, con un diámetro de 1.003 Km. Son llamados asteroides, o planetas menores, y entran en dos diferentes tipos. Hay asteroides que están compuestos de materiales del tipo de los silicatos, y algunos que tienen composición carbonacea. La mayoría de los asteroides son cuerpos pequeños con diámetros de unos pocos Kilómetros.

Hay algunos asteroides que tienen órbitas que los alejan marcadamente del cinturón de asteroides. Algunos tienen órbitas que cruzan la de la Tierra. Estos son los llamados asteroides Apolo. Es posible, que choques entre tales asteroides y la Tierra pudieran ocurrir, pero sólo son probables en una escala de tiempo de decenas de miles de años. Incluso esa baja probabilidad ha preocupado a algunos, por la devastación que tal choque causaría, incluso, posiblemente destruyendo la vida como la conocemos.

Los cometas son también pequeños cuerpos con diámetros de unos pocos Kilómetros. La mayoría de los cometas están en órbitas altamente excéntricas alrededor del Sol, y sólo son visibles cuando se acercan a él. La radiación del Sol evapora parte de las capas exteriores de hielos, que son soplados fuera del núcleo del cometa por la presión de radiación de la luz del Sol y el flujo de partículas Solares (llamado viento Solar). La corriente de gas y polvo puede ser de un millón de Kilómetros de largo. Refleja la luz del Sol y es vista por nosotros como la cola del cometa.

Se piensa que los cometas, son partes remanentes de los fragmentos de la nube de gas original que precedió al Sol y los planetas. Se piensa que hay un anillo de tales cuerpos, lentamente circulando al Sol a una vasta distancia.
Ocasionalmente, uno de los cuerpos en esta nube, sufre, por una u otra razón, una perturbación en su órbita, y comienza a caer hacia el Sol. Cuando está cerca del Sol, se hace visible por un corto tiempo, antes de que su órbita lo devuelva a las regiones más exteriores del Sistema Solar.
Es probable que estos cometas hagan un sólo viaje hacia la vecindad del Sol.
Ocasionalmente, sin embargo, durante su camino hacia el Sol, los cometas pasan cerca de uno de los planetas. La atracción gravitacional del planeta perturba la órbita del cometa, y puede convertirla en una elipse con un período relativamente corto.
El cometa Halley es un ejemplo de tales cometas.

Planetas Alrededor de Otras Estrellas

Los astrónomos han tratado por muchos años de identificar planetas alrededor de otras estrellas. La tarea no es fácil, puesto que la luz de la estrella central es tan brillante que abruma la pequeña cantidad de luz reflejada proveniente de cualquier planeta. De modo que las formas de detectar posibles planetas, son métodos indirectos.
Un método consiste en medir las posiciones de las estrellas cercanas con mucha precisión. Si tienen planetas masivos alrededor de ellas, entonces, los efectos de la fuerza de la gravedad de los planetas sobre la estrella central serán visibles como muy pequeñas desviaciones en su movimiento aparente. Algunos astrónomos dicen haber medido tales desviaciones para algunas de las estrellas más cercanas al Sol, pero estas aseveraciones no son universalmente aceptadas. Esto podría indicar la presencia de planetas cercanos al tamaño de Júpiter.
Una variante de este método, es medir la velocidad radial (la velocidad de acercamiento o recesión en la línea de vista) de las estrellas cercanas. Si ellas tienen planetas, esperaríamos que las pequeñas desviaciones en la velocidad de la estrella central, debido a las fuerzas gravitacionales de los planetas, serían observadas. Tal programa tomaría años para ser completado y requiere de mediciones muy exactas.
Los astrónomos esperan que muchas estrellas tengan sistemas planetarios a su alrededor. Una pregunta intrigante, que no tiene respuesta, es, si hay vida, y vida inteligente, en cualquier otra parte. Pensamos que, aparte de la Tierra, ninguno de los planetas del Sistema Solar tiene vida.